Cirugía de Reducción de Mamas: 2 aspectos que debes valorar

Cirugía de Reducción de Mamas: 2 aspectos que debes valorar

La reducción de mamas o mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico que se realiza para eliminar o reducir el exceso de grasa, tejido y piel de las mamas.

Debido al excesivo peso de las mamas, tal vez estés sufriendo dolores de espalda y/o de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama o problemas respiratorios. 

Si es tu caso, en este artículo te explicaremos todo lo que debes saber sobre la mamoplastia de reducción y puede que eso ayude a aliviar tus miedos y dudas. 

Antes de empezar, necesitamos que tengas presente la importancia de elegir a un cirujano plástico acreditado y experimentado como que tras una cirugía estética te realices los seguimientos periódicos y recibas controles anuales pertinentes.

¿Eres un buen candidato para una mamoplastia de reducción?

Una cirugía de reducción de mamas es para aquellas mujeres que han desarrollado unas mamas grandes (por encima de los 400 g) y se enfrentan a problemas del tipo:

  • Dolor crónico de espalda, cuello y hombros 
  • Irritación o erupción cutánea crónica debajo de las mamas
  • Dolor en los nervios
  • Limitación de las actividades físicas 
  • Autoestima baja relacionada con el gran tamaño de sus mamas

Para realizar una mamoplastia de reducción, en la gran mayoría de los casos se espera hasta que el pecho se haya desarrollado completamente, aunque si los problemas físicos son muy graves se puede realizar antes. 

Por otro lado, si estás pensando en ser mamá o te gustaría serlo en un futuro, es importante que consideres que un embarazo después de una mamoplastia de reducción no se recomienda a mujeres que pretendan dar el pecho.

Si has empezado a practicar deporte o comenzar con alguna dieta, tendrás que tener en cuenta que la pérdida de peso es un factor importante que repercute en la reducción de las mamas. 

Quizás quieras esperar para saber si la cirugía de reducción mamaria es una buena opción para ti.

¿Qué riesgos y garantías hay en una cirugía de reducción mamaria?

Un buen candidato de cara a una cirugía de reducción mamaria, comprende tanto los riesgos como los beneficios que le va a aportar esta intervención.

Decidirse por una cirugía, nunca es cuestión de precio si no de calidad y satisfacción.

Las técnicas de reducción de mamas son seguras, siempre y cuando sea realizada por un cirujano especialista en mamoplastia de reducción que garantice los buenos resultados y no ponga en riesgo tu salud.

En el postoperatorio de una mamoplastia de reducción sentirás hinchazón y en algunos casos puede que pierdas la sensibilidad en una o ambas areolas, aunque lo normal es que la recuperes con el paso del tiempo. 

Los resultados que vas a obtener con una mamoplastia de reducción serán satisfactorios y te ayudarán a llevar una vida más saludable y con menos limitaciones. 

Necesitarás seguir una serie de cuidados tras la reducción mamaria. El tiempo de recuperación de una reducción de mamas suele ser de 2 a 3 días para hacer vida normal y de 2 a 3 semanas para incorporarte al trabajo.

Antes de realizarte una mamoplastia de reducción, considera todos los beneficios que te puede aportar. 

Es importante que tengas una visión realista y valorar detenidamente la valoración honesta por parte de tu cirujano acreditado y experimentado.

Solicita tu consulta para una mamoplastia de reducción en Tenerife y sal de dudas con nuestro equipo de especialistas.



Pin It on Pinterest