fbpx
 

¿Sufres de dolores de espalda? La mamoplastia de reducción puede ser la solución.

¿Sufres de dolores de espalda? La mamoplastia de reducción puede ser la solución.

Recibimos muchas consultas de pacientes que como tu, padecen de dolores de espalda a consecuencia de tener un pecho grande y se plantean la mamoplastia de reducción como posible solución.

Si este también es tu caso, en este artículo te vamos a explicar por qué se produce el dolor de espalda y en qué consiste la cirugía de reducción de pecho.

¿Dolor de espalda y pecho grande?

Los dolores de espalda pueden ser producidos por diferentes motivos. Si padeces dolor de espalda de forma habitual, lo mejor es que acudas al médico para que te ayude descartar posibles problemas. 

Una de las causas más comunes del dolor de espalda es debido al excesivo peso que nuestra columna se está viendo obligada a soportar. ¿Sabías que la primera parte de nuestra columna vertebral es la responsable de sostener la caja torácica?

Cuando nuestra columna vertebral está forzada a soportar un peso excesivo a consecuencia de un pecho grande. Si le sumamos una mala postura, muchas horas sentada delante de un ordenador o la falta de ejercicio, obtenemos como resultado un dolor de espalda constante.

La mamoplastia de reducción, puede ser una solución a tus dolores de espalda.
Además es una técnica segura que te proporcionará unas mamas más pequeñas, simétricas y ligeras, con una forma más acorde al resto de su cuerpo. 

¿En qué consiste la mamoplastia de reducción?

La mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico que se realiza para eliminar o reducir el exceso de grasa, tejido y piel de las mamas. La intervención puede durar entre dos y cuatro horas más o menos y requiere de anestesia general.

Si estás pensando en realizarte una cirugía de reducción mamas hay 2 aspectos esenciales que deberás valorar antes.

Además, nosotros te recomendamos la combinación de liposucción junto con técnicas de cicatriz vertical. Actualmente, esta intervención te permitirán obtener unos resultados con mayores índices de satisfacción.

¿Cómo se hace una reducción de pecho?

Los procedimientos técnicos en una mamoplastia de reducción son diversos.

Si hablamos de incisiones, la incisión vertical o de “ancla” (una línea que baja desde la areola y cruza en horizontal el surco debajo de la mama) es la  más común. 

Durante la operación de reducción de pecho, lo que hará el cirujano especialista es eliminar el exceso de piel, grasa y tejido mamario para reducir la mama proporcionalmente a tu cuerpo.

En la mayoría de los casos, la areola se mantiene unida  aunque hay casos de grandes reducciones en los es necesario separar la areola completamente y recolocarla en una nueva posición.

Es importante que sepas que en ocasiones, se necesitan implantes, con el objetivo de obtener unas mamas con una forma más definida y firme. 

¿Cuál es el tiempo de recuperación tras reducción de mamas?

Ten en cuenta, que tras una mamoplastia de reducción sentirás hinchazón y en algunos casos puede que pierdas algo de sensibilidad, aunque lo normal es que la recuperes con el paso del tiempo. 

En cuanto al postoperatorio de una cirugía de reducción de mamas, necesitarás de dos a tres días para hacer vida normal y de dos a tres semanas para incorporarte al trabajo.

Los resultados que vas a obtener con una reducción de pecho te ayudarán a llevar una vida más saludable, te sentirás mejor contigo misma y tendrás menos limitaciones.

Recuerda: Es igual de importante elegir a un cirujano plástico acreditado y experimentado como que tras una cirugía estética te realices los seguimientos periódicos y recibas controles anuales.

Solicita tu consulta para una mamoplastia de reducción en Tenerife y sal de dudas con nuestro equipo de especialistas.



Pin It on Pinterest