fbpx
 
Cirugía mamaria

Aumento mamario

Aumento mamario

Una gran variedad de implantes y el desarrollo de técnicas más precisas han convertido a la intervención de aumento mamario en un procedimiento con menor agresividad y unos resultados mucho más naturales que hace unos años.

 

Continúa siendo una de las intervenciones más demandadas y  que mayores satisfacciones proporciona a las pacientes y a sus cirujanos.

 

Los avances en investigación en el campo de la transferencia de grasa se están comenzando a aplicar en la cirugía mamaria. Actualmente se puede combinar el uso de injertos grasos o lipofilling con la colocación de prótesis mamarias y en algunos casos, se realizan aumentos mamarios utilizando solamente la grasa de la paciente.

Aumento mamario

Pide tu cita sin compromiso

Completa los datos de este formulario y en breve nos pondremos en contacto contigo para concretar tu cita con nuestro cirujano el Dr. Aguiar.

¿Quieres saber más sobre el Aumento Mamario?

La primera consulta

La primera consulta es la toma de contacto con tu cirujano plástico y un paso fundamental de tu tratamiento. Es el comienzo de una larga relación  y por lo tanto has de elegir muy bien y sentirte cómoda con el médico que hayas elegido.

A partir de ese primer contacto deberás decidir si vas a depositar tu confianza, tus ilusiones  y tu salud en las manos del profesional que durante aproximadamente una hora te va a atender y resolver todas tus dudas.

Durante esa hora el cirujano deberá realizar los siguientes pasos:

  • toma de datos personales
  • historia clínica de la paciente, anotando enfermedades y cirugías previas, alergias
  • interrogar sobre el motivo de la consulta
  • exploración anatómica y toma de fotografías
  • propuesta de tratamiento
  • explicación del procedimiento, sus ventajas e inconvenientes y posibles complicaciones

Lo más importante de esa primera consulta es tomar las medidas de las mamas y el tórax para poder calcular el tamaño de los implantes. A la hora de elegir el tamaño y la forma de los implantes se tendrán en cuenta las características anatómicas  así como los deseos de la paciente.

¿Detrás o delante del músculo?

Los implantes se pueden colocar detrás del músculo pectoral, delante del músculo o debajo de la fascia del músculo. La fascia es una capa de tejido de grosor variable que recubre los músculos. La colocación del implante en cualquiera de esas localizaciones depende de ciertas caracerísticas anatómicas del pecho.

En mujeres delgadas, con poca grasa corporal y piel fina es recomendable colocar los implantes bajo el músculo pectoral, ya que de esta manera conseguimos esconder o camuflar el implante bajo el músculo y evitamos que se palpe o se vean los contornos de la prótesis bajo la piel.

En el caso de mujeres con un mayor grosor de la capa de grasa y con piel más gruesa, podemos colocar los implantes encima del músculo y obtener un resultado muy natural.

En mujeres muy deportistas o que por motivo de su trabajo utilicen con mucha frecuencia el músculo pectoral, no es recomendable colocar los implantes en el plano submuscular y en su lugar se opta por utilizar el plano subfascial.

Es decir, las prótesis se colocan bajo la fascia del músculo sin afectar a la función del músculo.

¿Puedo saber cómo quedará antes de operarme?

Para asegurar un resultado óptimo y una cirugía exitosa, es fundamental que te pongas en manos de un buen especialista en cirugía plástica acreditado y experimentado. Una operación de cirugía no es una cuestión de precio sino de calidad.

Nuestro centro que dispone de avances tecnológicos que te permitirán previsualizar de forma virtual el cambio estético que buscas en tu cuerpo a través de los simuladores 3D de realidad aumentada antes de operarte.

¿Implantes redondos o anatómicos?

A la hora de elegir implantes redondos o anatómicos hay que tener en cuenta dos factores principalmente. Por un lado, la forma actual de la mama y por otro, las prefencias estéticas de la paciente.

Cuando nos encontramos con una mama con la parte superior atrofiada o vacía (como es el caso de las pacientes que han sufrido una disminución del tamaño del pecho tras la maternidad) es más recomendable utilizar los implantes redondos, ya que estos nos permiten llenar mejor el polo superior de las mamas.

Cuando nos encontramos con una mama que presenta poco desarrollo de la parte inferior o un polo inferior constrictivo, en esos casos se recomienda el uso de implantes anatómicos, ya que estos nos permiten expandir el polo inferior y conseguir de esta manera una forma muy natural.

Implante redondo

Implante anatómico

¿Los implantes mamarios necesitan ser cambiados?

Como ya sabes, a día de hoy, los tipos de implantes y los materiales de los que están hechos han evolucionado no sólo en el tacto, adherencia y aspecto natural si no también en una mayor durabilidad.

A pesar de los avances conseguidos en la cirugía de mamoplastia, te recomendamos realizarte seguimientos constantes, recibir controles anuales y autoverificaciones de forma regular para evitar cualquier contratiempo.

Lo más adecuado es que te realices un control mediante una resonancia magnética tras los 10 años de la mamoplastia de aumento y después una revisión cada 5 años.

Hay 4 Motivos por los que un implante mamario SI necesita ser cambiado:

– Ruptura o deflación
– Desarrollo de la contractura de la cápsula
– Cambios en la forma de la mama por el paso del tiempo
– Insatisfacción con los resultados iniciales

¿Qué cicatrices son las mejores?

Existen varias opciones para introducir los implantes, la vía inframamaria, la via areolar y la vía axilar. Esta última vía se utiliza en el caso de mamas pequeñas en mujeres con un torax de pequeño tamaño y que no presentan ningún tipo de asimetría.

La via areolar es la que se utiliza con más frecuencia y es la que permite un mayor disimulo de la cicatriz ya que ésta se esconde en el límite entre la areola y el resto de la mama.

En el caso de que las areolas tengan un tamaño demasiado pequeño como para introducir los implantes, se utiliza la via inframamaria. Este último abordaje sitúa la cicatriz en el surco de la mama.

A la paciente se le suele recomendar una u otra dependiendo de las condiciones anatómicas, pero al final es ella la que debe decidir qué vía prefiere.

Pin It on Pinterest