fbpx
 

Los implantes Mamarios, ¿Necesitan ser cambiados?

Los implantes Mamarios, ¿Necesitan ser cambiados?

Una de las preguntas habituales que nos hacen nuestros pacientes es acerca del cambio de las prótesis mamarias tras una década de haberse realizado la cirugía.

Realmente, ¿cada cuanto tiempo hay que cambiar los implantes de mamas?

Control de Implantes Mamarios

La teoría de que los implantes mamarios deben de ser cambiados cada diez años, nace en gran parte de un informe creado en el año 2011 por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos sobre la seguridad de los implantes de silicona. Su contenido señala que uno de cada cinco pacientes necesita un reemplazo o una revisión tras los 10 años de haberse realizado la cirugía de aumento de mamas.

Como ya sabes, a día de hoy, los tipos de implantes y los materiales de los que están hechos han evolucionado no sólo en el tacto, adherencia y aspecto natural si no también en una mayor durabilidad.

Un ejemplo de ello, son las prótesis con gel de silicona de alta cohesividad, que reducen los riesgos de deformación o rotura. De hecho, están preparados para una larga duración.

A pesar de los avances conseguidos en la cirugía de mamoplastia, te recomendamos realizarte seguimientos constantes, recibir controles anuales y autoverificaciones de forma regular para evitar cualquier contratiempo.

Lo más adecuado es que te realices un control mediante una resonancia magnética tras los 10 años de la mamoplastia de aumento y después una revisión cada 5 años.

4 Motivos por los que un implante mamario SI necesita ser cambiado.

Aunque el porcentaje de pacientes que requieren reemplazar los implantes mamarios por algún motivo sea de un 1%, a continuación, te vamos a detallar algunos motivos por los que sí puede ser necesario sustituir las prótesis mamarias y una infografía sobre el control mamario después de realizarte una mamoplastia de aumento.

Ruptura o deflación: Es un caso extremadamente raro en implantes implantes rellenos de suero salino o en implantes de silicona. Para detectar una rotura existen algunas señales indirectas que te pueden ayudar. Si notas un endurecimiento de las mamas, irregularidades en algunas zonas, o asimetrías, consúltalo con tu cirujano.

Desarrollo de la contractura de la cápsula: El tejido cicatricial es un tejido fibrosos de colágeno que se forma tras una lesión. Si se formara alrededor del seno tras la operación, podría endurecerse y dar lugar a que las mamas cambiaran de posición y / o forma. En estos casos, el procedimiento es simple reemplazando los implantes.

Cambios en la forma de la mama por el paso del tiempo. Las alteraciones naturales  como el envejecimiento, los embarazos, cambios hormonales, etc. pueden dar lugar a que el resultado estético de una mamoplastia de aumento ya no sea como el inicial.

En estos casos, lo más común es que se proceda con una intervención diferente: Una mastopexia o lifting de mamas además de cambiar el implante por otro que se ajuste mejor a la nueva anatomía de la paciente.

Insatisfacción con los resultados iniciales: A veces recibimos a pacientes que vienen de otra consulta poco satisfechos con los resultados o que tras la cirugía desean un cambio en el tamaño. Debes saber que si esto te ocurriera deberás esperar a que pasen alrededor de seis meses para poder volver a realizarte una intervención de cirugía.

Mamoplastia de Aumento. No es cuestión de Precio.

Los mejores cirujanos plásticos quieren que sus pacientes se sientan cómodos y confiados en las decisiones que toman con respecto a la cirugía que deciden realizarse y queden satisfechos con los resultados obtenidos.

Sabemos que una de las preguntas más frecuentes sobre la mamoplastia de aumento que rondará por tu cabeza será con respecto al precio.Recuerda que cuando tu salud y los resultados médicos están en juego, el coste de una cirugía no es algo que deba preocuparte.

Ten muy claro que una intervención quirúrgica no es una cuestión de precio, si no de calidad y satisfacción.

Pídenos el título

Si aún no has oído hablar de esta campaña en las redes sociales, te ponemos al tanto.

Antes que nada, queremos que sepas que en España, solo existe un único título oficial y homologado con la denominación de “Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora”. Pero, ¿por qué necesitamos aclararte esto?.

Seguro que has escuchado casos en los que tras una intervención de cirugía los pacientes se han tenido que enfrentar a graves problemas.

Debido a esto, probablemente tengas impresiones sobre la cirugía que se alejan mucho de la realidad y te hayan generado una opinión negativa acerca de los cirujanos.

No te vamos a engañar, todas las cirugías tienen un mínimo riesgo controlado. Pero lamentablemente, en la gran mayoría de los casos, pueden haber contratiempos debido a que personas sin estar acreditadas, ni con formación, ni por tanto, con el único título oficial y homologado en España, realizan una intervención de cirugía estética.

Ante el peligro que supone este hecho, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) a través de la campaña #Pidenoseltitulo, pretende que los pacientes siempre estén informados y se aseguren de la titulación de los cirujanos plásticos antes de someterse a cualquier intervención estética.

Un cirujano profesional con el título de “Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora” está capacitado para realizar intervenciones con las máximas garantías de seguridad y calidad, al haber recibido formación específica sobre todas ellas.

Es igual de importante elegir a un cirujano plástico acreditado y experimentado como que tras una cirugía estética te realices los seguimientos periódicos y recibas controles anuales.

Ponte en buenas manos y consigue el cambio que buscas.



Pin It on Pinterest