fbpx
 

Diferencias entre mamoplastia y mastopexia

Diferencias entre mamoplastia y mastopexia

Son muchas las dudas que se generan entorno a los diferentes tipos de cirugías mamarias. Muchas veces los pacientes nos piden una reducción mamaria pero en realidad lo que necesitan es una mastopexia y viceversa.

En este artículo vamos a definir cada una de estas cirugías y aclararte las diferencias entre ambas. Esperamos te sirva de ayuda para que encuentres el cambio que buscas.

¿Qué cirugía mamaria es la más adecuada para mí?

Cada una de las cirugías de mamoplastia supone un resultado diferente, es por ello que según tus necesidades o deseos, el cirujano te recomendará una u otra.

Consulta siempre con un cirujano plástico acreditado y experimentado para que determine qué tipo de intervención de mamoplastia es la más adecuada para ti.

Lo primero que debes saber es que ambas son, como su nombre indica, cirugías de mama, y para su realización es necesaria una intervención quirúrgica.

¿Qué significa mamoplastia?

La mamoplastia o cirugía de mamas supone cambiar el volumen, forma o el tamaño de las mamas.

Existen dos variantes a la hora de realizar este tipo de intervenciones, pudiendo realizarse una cirugía de aumento o una cirugía de reducción. Y entre ellas destacamos las siguientes:

 

Mamoplastia de aumento

Una mamoplastia o cirugía de aumento, tiene como objetivo mejorar el tamaño y forma de la mama. Realizándose, principalmente, con la introducción de implantes (redondos o anatómicos) o injertos de grasa propia de la paciente (lipofilling).

Una mamoplastia de aumento es una solución para mujeres que hayan experimentado:

  • Pérdida de volumen tras el embarazo o la lactancia.
  • Pérdida de peso agresiva que ha modificado el tamaño o forma de la mama.
  • Equilibrar asimetrías en las mamas.
  • Reconstrucción mamaria.
  • Motivos puramente estéticos..

Los resultados de este tipo de operaciones tienen un aspecto natural. Ello es debido a las mejoras constantes en las técnicas empleadas por cirujanos especialistas y a la gran variedad de implantes que ofrece el mercado.

Un ejemplo de ello, son los implantes de la nueva generación B-Lite, en los que se ha conseguido reducir su peso siendo hasta un 20% más ligeros que los demás.

En otro artículo que hemos escrito sobre la mamoplastia de aumento podrás dar respuesta a las 9 preguntas frecuentes sobre la Mamoplastia donde podrás ampliar la información sobre la cirugía de aumento de mamas.

No tengas dudas, el aumento de mamas es una de la intervenciones más demandadas y que mayor satisfacción proporciona a pacientes y cirujanos. ¿Estás preparada para una mamoplastia de aumento?

Mamoplastia de reducción

La reducción mamária, tiene como objetivo reducir el tamaño del pecho, extrayendo el exceso de grasa, tejido y eliminando la piel sobrante. Este tipo de intervenciones requiere la unión entre cirugía estética y reparadora.

Las  técnicas son menos agresivas, gracias a la combinación entre liposucción (la extracción de grasa), y la cicatrización vertical, dando un mejor resultado.

Los motivos principales por los que un paciente se somete a este tipo de operaciones, suele ser:

  • Fuertes dolores de espalda y/o cuello
  • Dificultad a la hora de realizar ejercicios físicos
  • Complejos estéticos
  • Impedimento para la higiene
  • Irritaciones de la piel debajo de la mama
  • Problemas respiratorios

Los resultados que vas a obtener con una reducción de pecho te ayudarán a llevar una vida más saludable, te sentirás mejor contigo misma y tendrás menos limitaciones.

Si estás pensando en realizarte una mamoplastia de reducción, en el artículo «Cirugía de reducción de mamas: 2 aspectos que debes valorar», te explicamos todo lo que debes saber acerca de esta intervención quirúrgica.

Mastopexia

El levantamiento de las mamas o mastopexia, es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo remodelar la mama para devolverle su forma y su posición original.

Estas intervenciones suelen darse en mujeres que se corresponden con los siguientes aspectos:

  • Han estado embarazadas
  • Tienen edad avanzada
  • Su pecho es voluminoso.

Es muy común que por estos motivos, las mujeres sufran una pérdida de firmeza en las mamas, lo que provoca el pecho caído. También su estado puede verse afectado por factores como la calidad de la piel, el tamaño de la glándula mamaria, o la cantidad de grasa acumulada.

El objetivo principal de la mastopexia es la corrección de la ptosis mamaría, es decir la caída excesiva de los pechos, modificando la posición de la mama y devolviendola a su forma y estado natural.

Para lograr este resultado, la mastopexia se puede realizar con o sin prótesis.

En la mastopexia sin prótesis el exceso de tejido mamario extraído, se aprovecha para dar proyección a las mamas, una vez éstas se han remodelado en su posición original.

En la mastopexia con prótesis se colocarán implantes de nueva generación B-Lite, que son hasta un 20% más ligeros que los demás, reduciendo el riesgo de que la mama caiga de nuevo por el peso de las prótesis.

En definitiva, lo que diferencia una mastopexia de una mamoplastia de reducción es que mientras en la reducción de pecho se resta volumen a la mama natural, y en la mastopexia, no.

La mastopexia cumple la función de eliminar el exceso de piel entre los pechos, que en muchos casos es lo que ocasiona que se vean caídos y flácidos. Mientras que la mamoplastia de reducción se centra en mejorar el volumen, estructura y forma de los senos.

Si quieres mejorar el aspecto de tus mamas y aún no sabes qué tipo de cirugía te conviene, solicita tu cita en nuestra consulta de Tenerife y sal de dudas con nuestro equipo de especialistas.



Pin It on Pinterest